Central de Alarma con Electrificador

La central de alarma con electrificador permite energizar una línea de hilo electroplástico o alambre galvanizado con pulsos de aprox 8000 voltios de corta duración con distintos valores de energía (función del kilometraje solicitado), con una frecuencia de aprox. 1 pulso por segundo.

La misma se comercializa en tres modelos:
• 40 km (1,33 Joules)
• 80 km (2,66 Joules)
• 120 km (4 Joules

La central posee una batería interna de gel de 12vcc - 12 ah, la cual se mantiene continuamente cargada mediante un cargador interno de 2 amp. Ante un corte de suministro eléctrico, la central conmuta de manera automática a "Alimentación por batería", la cual permite mantener el funcionamiento de la misma por espacio de 25 horas (modelo de 40 km), 18 horas (modelo de 80 km) o 15 horas (modelo de 120 km) sin nueva recarga. La central posee, además, terminales externos para la conexión de una batería externa, con lo cual se amplía la capacidad de funcionamiento sin suministro eléctrico.

La central contempla 4 condiciones de alarma:
  • A) Corte de la línea electrificada.
  • B) Caída de la tensión del pulso por debajo del 50% de su valor nominal en la línea electrificada.
  • C) Caída de la tensión de batería por debajo de los 10,5 voltios.
  • D) Activado de entrada de zona instantánea (la misma se activa por la apertura de un contacto externo normal cerrado libre de potencial).

En cualquiera de estas condiciones de alarma, se energiza una sirena exterior de 15 Watts por el lapso de 3 minutos aproximadamente. También se activa un contacto normal cerrado libre de potencial con el objetivo de disparar otra central de alarma externa independiente.

La central posee en su panel frontal un "pulsador de reset" para resetear la misma una vez activada por cualquiera de las 4 condiciones de alarma antes mencionada y una llave de activado con cerradura para habilitar o inhibir su funcionamiento.